Promoviendo el aprendizaje autónomo de los estudiantes: Programas de Refuerzo psicoeducativo 

Cuando el estudiante presenta dificultades de aprendizaje o bajo rendimiento escolar, la alternativa más habitual es recurrir a los refuerzos escolares y las clases particulares, pero: 

Cuando el repaso de contenidos académicos de asignaturas y/o la preparación de exámenes no lleva al rendimiento académico esperado.

Si le ayudamos a rellenar huecos en un ejercicio de gramática, y cuando le ponemos otro parecido y sigue perdido.

Cuando recibe ayuda para resolver un problema de matemáticas y al día siguiente le ponemos otro y se atasca en el mismo sitio

Si le ayudamos a resumir y hacer un esquema de un texto, pero no es capaz de transferir esas estrategias a otros textos o diversos contextos.

Es el momento de valorar otras opciones que potencien las bases de los procesos básicos de aprendizaje y enseñanza y ayuden a solventar las dificultades de aprendizaje presentes, fomentando la generación de estrategias de estudio y el desarrollo de recursos propios para adquirir nuevos conocimientos.

El refuerzo psicoeducativo

El refuerzo psicoeducativo es una estrategia que combina principios de la psicología y la educación para potenciar el aprendizaje y el bienestar emocional. Se centra en fortalecer habilidades cognitivas y emocionales, proporcionando herramientas que contribuyen al desarrollo integral. 

Esta aproximación busca no solo el rendimiento académico, sino también el equilibrio emocional, fomentando un aprendizaje significativo y sostenible. Al incorporar aspectos psicológicos en el proceso educativo, el refuerzo psicoeducativo promueve un entorno enriquecedor que empodera a los estudiantes para afrontar desafíos académicos y personales.

Tiene como objetivo principal, resolver las diferentes dificultades de aprendizaje que puede presentar el alumno, así como reforzar las técnicas de estudio, estrategias de aprendizaje, concentración y atención, estimulación cognitiva, lectura y escritura, comprensión, motivación, razonamiento lógico…

Se trata de refuerzos individuales y personalizados en los que la psicología desempeña un papel crucial al integrar principios que impactan tanto en el aprendizaje como en el bienestar emocional. 

Identificación de las dificultades psicoeducativas

Identificar a un niño con dificultades psicoeducativas puede requerir observación cuidadosa y la colaboración de educadores, padres y profesionales. 

Algunas señales que podrían indicar dificultades incluyen:

1. Desempeño Académico: Descensos significativos en el rendimiento escolar, dificultades persistentes en la comprensión de conceptos o falta de progreso en áreas clave.

2. Comportamiento en el Aula: Problemas de conducta, falta de atención, inquietud excesiva o, por el contrario, retraimiento social pueden ser indicativos.

3. Interacción Social: Dificultades para relacionarse con compañeros, falta de habilidades sociales o patrones de juego inusuales.

4. Emociones: Cambios notables en el estado de ánimo, expresión de ansiedad o frustración frecuente en relación con el entorno escolar.

5. Motivación y Actitud Hacia el Aprendizaje: Pérdida de interés en las actividades escolares, falta de motivación o expresiones de desaliento frente a desafíos académicos.

6. Problemas de Atención: Dificultades para mantener la concentración, distracción constante o impulsividad.

7. Dificultades en la Lectura, Escritura o Matemáticas: Problemas específicos en estas áreas pueden indicar necesidades educativas especiales.

Es crucial destacar que estas señales no son definitivas y que cada niño es único. La comunicación abierta entre padres, educadores y profesionales de la salud puede proporcionar una comprensión más completa de las necesidades individuales del niño. La intervención temprana y el apoyo personalizado son clave para abordar y superar las dificultades psicoeducativas.

Estrategias para un desarrollo integral.

Algunas estrategias psicológicas efectivas incluyen:

1. Enfoque Positivo: Resaltar y reforzar los logros, fomentando una actitud positiva hacia el aprendizaje. Esto contribuye a construir la autoestima y la motivación.

2. Apoyo Emocional: Reconocer y abordar las emociones relacionadas con el aprendizaje. Proporcionar un entorno seguro para expresar preocupaciones y trabajar en estrategias para manejar el estrés.

3. Adaptación a Estilos de Aprendizaje: Reconocer y adaptarse a los diferentes estilos de aprendizaje de los individuos, permitiendo una enseñanza más personalizada y efectiva.

4. Feedback Constructivo: Proporcionar retroalimentación de manera constructiva, destacando no solo los errores, sino también los esfuerzos y mejoras. Esto fomenta un enfoque de aprendizaje continuo.

5. Establecimiento de Objetivos: Ayudar a los estudiantes a establecer metas realistas y alcanzables. Esto crea un sentido de propósito y dirección, impulsando la motivación intrínseca.

6. Técnicas de Relajación: Enseñar técnicas de manejo del estrés y la ansiedad para mejorar el bienestar emocional y permitir un enfoque más efectivo en el aprendizaje.

7. Metacognición: Desarrollar la conciencia metacognitiva, implica: 

Comprender y regular los propios procesos mentales. 

Reflexionar sobre el propio aprendizaje.

Mejorar la capacidad de planificación

Pensar sobre el pensamiento.

Traspasar el aprendizaje memorístico y buscar la comprensión.

Aprender a aprender y aprender a pensar.

Autoconocimiento: ser consciente de tus propios procesos de aprendizaje y 

conocer tus puntos fuertes y débiles.

Transferir estrategias y aprendizajes a otros contextos

Estas estrategias, cuando se aplican de manera integrada, contribuyen a un enfoque holístico que no solo busca el rendimiento académico, sino también el desarrollo emocional y las habilidades para enfrentar los desafíos de manera resiliente.

Este contenido tiene un objetivo meramente informativo. Si sientes que necesitas ayuda solicita una consulta con un profesional.

Artículo documentado por:

Concepción Cendón Dacosta

Concepción Cendón Dacosta

Concepción Cendón es Directora y fundadora de los centros “Codex Psicología y Codex Formación” con una trayectoria de 20 años de experiencia. Es Licenciada en Psicología, especialista en Psicología Clínica y de la Salud y con formación en Psicología Jurídica (Nº 3026 del Colegio Oficial de Psicólogos de Galicia). Es miembro del Listado Oficial de Peritos psicólogos para la administración de justicia en los ámbitos del derecho civil y penal y también del Equipo de Intervención Psicológica en los casos de Adopción Internacional, del Colegio Oficial de Psicólogos de Galicia. Su pasión y vocación por la psicología le ha llevado a especializarse en diferentes ámbitos como, intervención en crisis, duelo patológico, altas capacidades intelectuales o neuropsicología, y a estar formándose y actualizándose constantemente en diversas teorías y técnicas psicológicas como terapia cognitivo-conductual, terapias de tercera generación y terapia con realidad virtual.

“Fortalecer la Inteligencia Emocional: Estrategias clave.”

La Inteligencia emocional (IE) es un concepto multidimensional que engloba la habilidad para percibir, comprender y manejar las propias emociones, así como la capacidad para reconocer y responder apropiadamente a las emociones de los demás. Este constructo,...

Intervención psicológica en pacientes oncológicos

Una de las situaciones más difíciles y temidas en el siglo XXI es el enfrentamiento a un diagnóstico de cáncer. Esta enfermedad produce un gran impacto a nivel psicológico debido a la connotación social que acompaña el nombre de “cáncer”, su cronicidad, la...