Terapia sistémica

Terapia familiar sistémica

La terapia sistémica es un enfoque terapéutico que, con un enfoque global e integral, estudia los sistemas familiares y sus subsistemas (pareja, individuo, hijos) y otros grupos sociales significativos para determinar el origen de los conflictos y buscar cambios en las dinámicas de estas relaciones capaces de lograr una solución.

 

Terapia sistémica psicológica

Está destinada al tratamiento de problemas asociados a las interacciones de un sujeto con su entorno, diferentes estilos relacionados y algunos patrones de comunicación del inviduo con el grupo en el que se encuentra. Por ello desde la terapia sistémica se analizan los sistemas a los que pertenece una persona para identificar y diagnosticar las relaciones y comprender la conducta del individuo al que se está tratando. Es decir, el tratamiento abordará al individuo como parte de un grupo en lugar de hacerlo de forma aislada, para comprender los aprendizajes sociales que ha obtenido y la manera en que interactúa con las personas que lo rodean.

Nuestros psicólogos que trabajan con técnicas de terapia sistémica se enfocarán, por tanto, en buscar una vía de solución para los conflictos que se derivan de la interacción entre los miembros de una unidad familiar, pudiendo centrar el trabajo en uno de ellos en concreto si se detecta que es el elemento del que nacen los conflictos.

Consulta con nuestros profesionales

Reserva ahora una cita

Objetivos de la terapia sistémica

Para realizar su labor, los terapeutas profesionales pueden empezar elaborando un mapa familiar con el grupo para determinar las interconexiones entre los miembros. Para lograrlo en las sesiones se realizarán una serie de preguntas indagatorias, pidiendo a los miembros de la familia que definan sus posiciones y cómo observan a los demás, o la técnica de la pregunta milagro, es decir, pedirles que expresen cómo sería su vida si el problema desapareciera o que expresen situaciones que consideran positivas.

Además, durante las sesiones, el psicólogo observará los patrones de conducta de unos miembros de la familia con otros y estimulará la comprensión de estas dinámicas y cómo afectan a los demás para que cada miembro asuma que es parte responsable del conflicto. En este proceso el terapeuta se servirá de la técnica de la redefinición positiva del síntoma para tratar de que los miembros de la familia interpreten los hechos de una forma diferente a la que lo hacen, poniendo en cuestión la estructura del sistema que tienen establecido.

Artículos relacionados

Trastorno dismórfico corporal

¿Qué es la dismorfia corporal? El trastorno dismórfico corporal es una enfermedad mental que se incluye dentro de los trastornos obsesivo-compulsivos y se caracteriza por una obsesión compulsiva por la propia imagen de cada uno. Alrededor del 2-3%...

Y Tú? ¿Cómo te relacionas?

El modo en que interactuamos con los demás puede convertirse en una fuente de estrés tanto para adultos como para niños. El entrenamiento en asertividad permite reducir ese estrés y, además, enseña a la persona a defender sus derechos sin agredir ni ser agredido. Los...

Influencia de los estilos educativos en el desarrollo de los hijos.

¿Qué son los estilos educativos parentales? De los niños se dicen muchas cosas: que son “como esponjas”, que “cada niño es un mundo”, o que “cada uno tiene su carácter” ... ¿Pero somos conscientes de que como padres o adultos de referencia también tenemos una...

Consulta con nuestros profesionales desde tu casa o en nuestros centros

Reserva ahora una cita