El Acoso Laboral («Mobbing») Indirecto

 

Frecuentemente, cuando se piensa en el acoso laboral, se lo relaciona con conductas directas que ponen en riesgo la salud física y psíquica de las víctimas (p.ej. acoso sexual por parte de un superior); si no existen signos evidentes de mobbing, los afectados/as no se sienten con derecho a denunciar. Sin embargo, existen diversas tipologías de acoso laboral, dentro de las cuales se incluyen una serie se respuestas indirectas o encubiertas, resumidas a continuación:

– Ignorar: La persona es manifiestamente ignorada por sus compañeros/as de trabajo (hacer el vacío) o, cuando intenta expresarse, la interrumpen constantemente despreciando cualquier intento de comunicación.

– Mentir: se calumnia la vida personal y/o el trabajo realizado por el individuo, con la clara intención de perjudicarle a nivel anímico y/o laboral.

– Supervisar: personas de un mismo rango o superior, examinan meticulosamente el desempeño laboral de la víctima con la intención de ponerla en evidencia o buscando cualquier mínimo error para acusarla de no cumplir con sus responsabilidades. También es común poner en cuestionamiento el conocimiento profesional del acosado/a.

– Objetivos laborales: relacionada con la asignación de las tareas en el trabajo. Acosar empleando como estrategias: cargar de responsabilidades irracionales a la víctima, cambiar sus horarios sin previo aviso, delegar tareas para las que se tiene conocimiento que no está preparada, etc.

Este ambiente hostil puede llegar a provocar en el acosado/a un aumento significativo del nivel de estrés que puede derivar en un trastorno de ansiedad. Lo mismo sucede con el estado de ánimo, puesto que estas conductas afectan negativamente a la autoestima, el autoconcepto y la autoeficacia.

Pese a que el acoso indirecto es más difícil de detectar y probar ante un juzgado, son respuestas susceptibles de ser denunciadas.

“La justicia puede adormecerse un poco, pero al final ve claro” (Thomas Middleton).

Este contenido tiene un objetivo meramente informativo. Si sientes que necesitas ayuda solicita una consulta con un profesional.

Artículo documentado por:

Concepción Cendón Dacosta

Concepción Cendón Dacosta

Concepción Cendón es Directora y fundadora de los centros “Codex Psicología y Codex Formación” con una trayectoria de 20 años de experiencia. Es Licenciada en Psicología, especialista en Psicología Clínica y de la Salud y con formación en Psicología Jurídica (Nº 3026 del Colegio Oficial de Psicólogos de Galicia). Es miembro del Listado Oficial de Peritos psicólogos para la administración de justicia en los ámbitos del derecho civil y penal y también del Equipo de Intervención Psicológica en los casos de Adopción Internacional, del Colegio Oficial de Psicólogos de Galicia. Su pasión y vocación por la psicología le ha llevado a especializarse en diferentes ámbitos como, intervención en crisis, duelo patológico, altas capacidades intelectuales o neuropsicología, y a estar formándose y actualizándose constantemente en diversas teorías y técnicas psicológicas como terapia cognitivo-conductual, terapias de tercera generación y terapia con realidad virtual.

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.