Las nuevas formas de acoso escolar: bullying y ciberbullying

El bullying o acoso escolar es un fenómeno social y una de las dinámicas de maltrato más frecuente en el entorno escolar. Este tipo de comportamiento hostil puede tener un impacto duradero en la vida de las víctimas, y a menudo se extiende más allá del aula y se convierte en un problema de toda la comunidad. Aunque el acoso escolar ha existido durante décadas, el advenimiento de las redes sociales y la tecnología ha creado nuevos desafíos para abordar este problema. En este artículo de blog, exploraremos las causas del bullying, sus efectos en las víctimas y cómo podemos trabajar juntos para poner fin a este comportamiento perjudicial.

Qué es el bullying

Según Olweus (1999), el acoso escolar o bullying  ocurre cuando un alumno es intimidado por otro alumno o un grupo de ellos que le dice cosas mezquinas o desagradables; se ríe de él o le insulta con calificativos molestos o hirientes; le ignora completamente, le excluye de su grupo de amigos o le aparta de las actividades a propósito; le golpea, le da patadas, le empuja o le amenaza; cuenta mentiras o difunde falsos rumores sobre él, le envía notas hirientes y trata de convencer a los demás para que no se relacionen con él; y otros comportamientos similares. Estas conductas ocurren de forma frecuente y es difícil para el alumno intimidado defenderse por sí mismo.

Características del bullying

Desde la definición anterior, se han planteado varias características asociadas a la situación de acoso escolar:

  1. Existe una víctima indefensa que es acosada con la intención de hacer daño, es decir, existe crueldad y deseo o conciencia de hacer sufrir.
  2. Hay una desigualdad de poder entre la víctima débil y uno o varios agresores más fuertes física, psicológica o socialmente. 
  3. La conducta violenta del agresor contra la víctima se produce de forma persistente a lo largo del tiempo, generando la expectativa en la víctima de poder ser objeto de futuros ataques.
  4. El objetivo de la intimidación suele ser un solo alumno, aunque en ocasiones pueden llegar a ser varios.

Tipos de acoso escolar o bullying

Por último, se han definido cuatro tipos diferentes de acoso escolar o bullying:

  • Físico: conductas agresivas dirigidas contra el cuerpo (pegar, empujar…) o conductas indirectas contra la propiedad (robar, romper, ensuciar…).
  • Verbal: conductas verbales negativas como insultos, apodos, calumnias…
  • Social: conductas para aislar al individuo del grupo (no dejándolo participar en alguna actividad, marginando, ignorando…).
  • Psicológico: formas de acoso que buscan dañar la autoestima, crear inseguridad y miedo (reírse de la persona, desvalorizar, humillar…). Todas las formas de bullying tienen una parte psicológica.

El cyberbullying o cyberacoso

El uso generalizado de Internet entre los menores de edad es un hecho donde la media de edad de acceso a Internet está entorno a los 11 años, convirtiéndose las nuevas tecnologías en una forma común de acoso a niños y menores de edad en sus múltiples formas.

Formas de más comunes de ciberacoso

Happy slapping: Consiste en la grabación de una agresión física, verbal o sexual a un menor, que se difunde y comparte a través de Internet. Esto puede ser compartido en grupo de Whatsapp, la publicación en las redes sociales o en una página web.

Grooming: Es un tipo de ciberacoso que consiste en el engaño o abuso sexual online por parte de un adulto hacia un niño o niña.

Sexting sin consentimiento a menores: Radica en el envío de fotografías o conversaciones de menores con contenido erótico a terceras personas, sin el consentimiento del menor.

Sextorsión.  Es otro modo de violencia que se ejerce en forma de chantaje en la que generalmente una expareja extorsiona a la victima con el objeto de que haga algo o dé dinero a cambio de que no se divulguen imágenes de carácter sexual. 

Diferencias entre el bullying y cyberbullying

Con el ciberbullying el acoso continúa más allá del centro escolar y puede puedes hacer un daño más grande que el bullying. 

  • El fácil acceso a las nuevas tecnologías.
  • Inmediatez de los resultados.
  • El anonimato.
  • La suplantación de personalidad.
  • La impostura.
  • El daño puede perdurar en el tiempo al permanecer en la propia red.

Señales de alarma para identificar si tu hijo está sufriendo bullying

  • Presenta cambios de conducta repentinos.
  • Sentimientos de indefensión.
  • Problemas en las relaciones familiares.
  • Baja responsabilidad y actividad.
  • Alto nivel de ansiedad.
  • Sintomatología depresiva.
  • Rechazo a asistir a clase.
  • Fobia escolar.
  • Presenta tristeza injustificada.
  • Observas que tiene golpes y moratones que no están justificados.
  • Irritabilidad y nerviosismo.
  • No quiere salir de casa ni ver a sus amigos.
  • Presenta dolores de cabeza y dolores abdominales.
  • Bajada del rendimiento escolar.
  • Abandono de actividades que le agradaban.
  • Alteraciones en el sueño y en el apetito.
  • Pensamientos suicidas.

Tratamiento para la victima de acoso escolar 

Como normaen el caso del bullyingse recomienda pedir ayuda profesional desde el primer momento, no debes esperar a que tu hijo presente dificultades más serias desde el punto de vista emocional o conductual.

En estos casos, el psicólogo es el profesional más indicado para evaluar el posible daño y de un modo individualizado y en función de las singularidades de cada niño o adolescente, ayudarlo a superar el trauma que se puede haber creado.

Consulta con nuestros psicólogos

Reserva ahora una cita

Este contenido tiene un objetivo meramente informativo. Si sientes que necesitas ayuda solicita una consulta con un profesional.

Artículo documentado por:

Concepción Cendón Dacosta

Concepción Cendón Dacosta

Concepción Cendón es Directora y fundadora de los centros “Codex Psicología y Codex Formación” con una trayectoria de 20 años de experiencia. Es Licenciada en Psicología, especialista en Psicología Clínica y de la Salud y con formación en Psicología Jurídica (Nº 3026 del Colegio Oficial de Psicólogos de Galicia). Es miembro del Listado Oficial de Peritos psicólogos para la administración de justicia en los ámbitos del derecho civil y penal y también del Equipo de Intervención Psicológica en los casos de Adopción Internacional, del Colegio Oficial de Psicólogos de Galicia. Su pasión y vocación por la psicología le ha llevado a especializarse en diferentes ámbitos como, intervención en crisis, duelo patológico, altas capacidades intelectuales o neuropsicología, y a estar formándose y actualizándose constantemente en diversas teorías y técnicas psicológicas como terapia cognitivo-conductual, terapias de tercera generación y terapia con realidad virtual.

 Timidez y ansiedad social: dos extremos de un contínuo

Aunque solemos confundir la ansiedad social con la timidez, son dos conceptos en los que la diferencia principal podríamos decir que la diferencia principal es el nivel de ansiedad que nos produce cada una y podríamos entenderlos como parte de un...

 El TOC en niños y adolescentes

Los niños llevan a cabo muchas acciones que pueden etiquetarse como rituales: caminar sólo por las baldosas de un determinado color, cruzar los dedos en determinadas situaciones, usar un color particular para pintar… Estos gestos pueden considerarse como simples...