Coaching

“Las competencias y habilidades son siempre «entrenables» a lo largo de la vida de una persona.»

En nuestro Centro utilizamos la Psicología para desarrollar tus propias aptitudes y habilidades y potenciar tus fortalezas. Nuestra principal misión es ayudarte a alcanzar las metas que te propongas.

El coaching es un método de intervención psicológica no directiva cuyo objetivo es facilitar que las personas, los grupos y las organizaciones puedan optimizar su funcionamiento, alcanzar sus objetivos y desarrollar su potencial, pero sin adoctrinarlos ni decirles qué es lo que tienen que hacer, sino ayudándoles a que reflexionen y busquen las soluciones que consideren más convenientes.

 

¿Por qué acudir a un Psicólogo Coach?

¿Sientes que tu vida ha perdido el sentido y no sabes cómo avanzar en el ámbito personal o laboral?

¿Tiendes a sabotear tus intentos de conseguir los objetivos que te planteas?

¿Te propones metas muy altas que luego no eres capaz de conseguir?

¿Has perdido el equilibrio entre las diferentes áreas de tu vida y necesitas recuperarlo?

¿Tiendes a frustrarte porque no tienes tiempo para realizar todo lo que te propones?

En caso de que hayas respondido de forma afirmativa a alguna de estas preguntas, y tengas intención de iniciar un cambio para mejorar, podemos enseñarte cómo hacerlo.

 

Un psicólogo coach es un profesional de la psicología clínica especializado en coaching. Es quien podrá ayudarte a potenciar tus fortalezas. Así como también, a desarrollar habilidades e identificar los puntos débiles para poder dirigir todo el potencial hacia los objetivos propuestos.

Desde Codex Psicología el objetivo de nuestros psicólogos coach es acompañar a cada persona a desarrollar mejoras en aquellas áreas que quiera cambiar para conseguir sus metas, a través de las herramientas que más útiles le pueden resultar en su relación con el entorno y su desarrollo futuro.

A nivel personal como coach te podemos ayudar a:

  • Concienciarte de la situación presente.
  • Lograr los objetivos propuestos.
  • Fomentar el equilibrio entre las diferentes áreas vitales.
  • Mejorar las relaciones personales.
  • Evitar la procrastinación.
  • Mejorar el rendimiento a nivel laboral y personal.
  • Gestionar adecuadamente el tiempo.
  • Encontrar un propósito vital y tomar decisiones en consecuencia.
  • Abandonar las situaciones de autosabotaje.
  • Hacer cambios en aspectos poco satisfactorios de tu vida.
  • Manejo y conocimiento emocional.

Nuestros valores:

  • Coaching personalizado.
  • Confidencialidad plena.
  • Compromiso de calidad: formación sólida de los profesionales y equipo técnico actualizado.
  • Personalización del proceso en función de la demanda y las necesidades.
  • Apostamos por la idea de que todo el mundo puede potenciar su rendimiento y elevar su nivel competencial.

Todos en algún momento hemos escuchado la palabra “coaching” pero, ¿sabes exactamente a qué se refiere?

El coaching consiste en el acompañamiento a medida de una persona en un proceso de desarrollo con los objetivos de definir, diseñar y alcanzar sus objetivos, obteniendo un alto potencial interno y una autonomía futura.

De forma literal, la palabra coach significa “entrenador”. El papel del coach va a ser el de motivar a la persona a conseguir sus metas y proporcionarle las herramientas que necesita para conseguirlo. No es un “solucionador de problemas”, sino que es un profesional que facilita el desarrollo personal y promueve cambios profundos y estables a lo largo del tiempo.

La función del coach es principalmente ayudarte a liberar todo Tu talento mediante la detección de Tus puntos fuertes y Tus oportunidades de mejora y conseguir que logres Tus objetivos a través de la elaboración y seguimiento de un plan de acción concreto, orientado a resultados, tanto personales como profesionales.

Un proceso de coaching consiste en un proceso de aprendizaje, entrenamiento y/o acompañamiento personalizado, en el cual, si se siguen los pasos indicados de forma sistemática, pero adaptándonos a la vez a cada caso y a cada realidad y tiene como objetivo cubrir el vacío existente entre lo que somos en el presente y lo que deseamos ser.

“El coaching consiste en liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo su desempeño.

Como todo proceso, dibuja un recorrido en este caso circular, que pasa por varias fases o etapas:

1ª Fase: Establecer la relación de coaching, toma de contacto.

Se evalúa la situación actual desde una perspectiva más amplia, tomando conciencia de dónde estamos, qué nos está bloqueando, el grado de motivación y qué aspectos queremos mejorar, se especificarán los objetivos que se quieren alcanzar y los posibles obstáculos que podemos encontrar en el camino.

2ª Fase: Planificación de la acción, establecer objetivos.

Se empieza a asesorar a la persona sobre las áreas en las que hay margen para la mejora, tratando que se dé cuenta de sus puntos débiles y fuertes por sí misma. Siendo conscientes de dónde estamos y a dónde queremos llegar establecemos objetivos y descubrimos cómo conseguirlos. Estos objetivos se establecen de manera que sean claros y específicos, desafiantes, medibles y limitados en el tiempo, para establecer un plan de acción.

3ª Fase: El ciclo del coaching

El siguiente paso, una vez establecidos los objetivos y estrategias, consiste en comenzar a trabajar sobre el terreno. Una vez que conocemos el camino para llegar a dónde queremos, tomamos responsabilidad y empezamos a dar los pasos necesarios lograr nuestras metas.

4ª Fase: Evaluación y Seguimiento

La evaluación es un proceso continuo que ofrece la oportunidad al coach de obtener un resumen de los resultados tras la intervención de coaching.

Basándose en un sistema de evaluación que coach y coachee han consensuado desde un inicio, es posible medir los logros y elaborar estrategias para asegurar que continuamos progresando.