Publicado por & archivado en Actualidad.

TALLER DE INTELIGENCIA EMOCIONAL

Son muchas las voces que hablan de la importancia de la educación emocional en las escuelas o aulas, pero pocos los espacios para ello.

Supongo que es difícil entender así, a primera vista, que puede ser igual o más importante que las matemáticas o la lengua.

¿DE QUE SE COMPONE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL? La inteligencia emocional tiene dos componentes principales. Uno tiene que ver con la propia persona, cómo me relaciono yo con mis propias emociones y luego el componente relacional con mi entorno, con lo que sucede fuera. Evidentemente estos pueden suceder al mismo tiempo.

¿QUÉ SIGNIFICA EDUCACIÓN EMOCIONAL? Significa que nuestros chico/as aprenden a identificar qué es lo sienten, distinguiendo cuando se sienten tristes o cuando lo que tienen es un enfado, cuando están con nervios por algún examen o cuando lo que sienten es miedo

Identificar las emociones les permitirá dar el siguiente paso ¿Qué necesito en estos momentos? Y conocer lo que necesitan les abrirá las siguientes puertas fundamentales o lo que es lo mismo, les permitirá aprender a expresarlo o a gestionarlo, transitarlo, hacer algo con ello o simplemente dejarlo reposar.

¿EN QUE LES PUEDE AYUDAR? La educación emocional ayuda a desarrollar competencias tan útiles para la vida presente y futura como:

Autoconocimiento: es el resultado de un proceso reflexivo mediante el cual el niño/a adquiere la noción de su persona, de sus cualidades y características.

Conciencia de uno mismo: Ser conciente significa tomar conciencia del momento presente.   

Expresión y comunicación: Aprender habilidades a la hora a transmitir información a los demás, intercambiando mensajes, sentimientos y emociones.

Toma de decisiones: Conocer y manejar habilidades para realizar una mejor elección entre las diferentes opciones que se les presentan en su día a día.

Gestion emocional: Adquirir destrezas para comprender, manejar y modificar sentimientos y emociones propias.

Resolución de conflictos: Ganar experiencia en la mediación como método de resolución, análisis del conflicto y búsqueda de una solución aceptable.

Asertividad: Trabajar en esta habilidad social que consiste en comunicarnos con los demás de una manera franca y directa, pero sin herir los sentimientos de los demás.

Autoaceptación: Aprender a aceptarse tal y como son, con sus virtudes y defectos, mejorando aquello que les gusta menos de sí mismos, y también en aquellas habilidades en las que se sienten más seguros.

 

También cabe destacar otras no mencionadas, pero igual de importantes como asunción de responsabilidades personales, dinámica grupal, apertura, empatía y el manejo del estrés.

Y ahora me pregunto y os pregunto …¿Estamos seguros y seguras que desarrollar esto no es tanto o más importante que aprender matemáticas y otras tantas asignaturas?